¿Qué significa la CLASE AC-4 en nuestros suelos?

En Eurocasa, nuestros modelos Mod, Gran Villa 2015 y Gran Villa Design cuentan con tarimas flotantes de CLASE AC-4, pero… ¿qué quiere decir esto?

El sistema de clases AC hace referencia a las Clases de Abrasión, un factor que mide cuánto es capaz de resistir una superficie ante un desgaste continuado. Para ello, se lleva a cabo una prueba de calidad en la que se hace pasar una rueda con una lija sobre el suelo a analizar. Según el número de vueltas que da esa rueda antes de que la superficie pierda todo su dibujo, se establece su resistencia al roce.

Parqué flotante de madera Clase AC-4 en casa prefabricada Gran Villa

Las Clase AC-1, la menos resistente, es capaz de soportar entre 900 y 1.800 vueltas. La Clase AC-4, sin embargo, soporta entre 4.000 y 6.500 vueltas en el test, más de cuatro veces por encima del mínimo, lo que asegura una enorme resistencia al uso continuado de dicho suelo.

Como explican desde Expertos en Parquet en su artículo Clasificación según su dureza de los suelos laminados, se suele emplear la Clase AC-3 (resistencia entre 2.500 y 4.000 vueltas) para viviendas y usos normales del suelo, mientras que la Clase AC-4 se considera un paso superior de resistencia, por lo que se usa, por ejemplo, en locales comerciales.

Los fabricantes suelen emplear:

AC3: uso normal, vivienda.

AC4: uso elevado, locales comerciales.

Sin embargo, en Eurocasa te queremos ofrecer una calidad superior al precio más competitivo; es por eso que nuestros modelos de casas prefabricadas Mod, Gran Villa 2015 y Gran Villa Design cuentan con suelos de Clase AC-4, que garantiza una gran resistencia y durabilidad a largo plazo. Porque construimos casas económicas y a tu medida, pero con la firme intención de que sean disfrutables y se mantengan como el primer día durante muchos años.

Tarima flotante de madera Clase AC-4 en casa prefabricada Mod

En Floter Tarimas lo tienen claro:

Una tarima flotante AC-4 será apta para cualquier uso doméstico, aunque se trate de un uso muy intenso. De cara al uso residencial, siempre dará un resultado excelente.

Este tipo de suelo es ideal para lograr una imagen muy estética de la casa, a la vez que nos aseguramos de tener una superficie muy resistente a arañazos, raspones, movimiento de muebles, pisadas y tacones.